Cuidar es también envasar de
la forma más eficiente y sostenible

Cada vez más eficientes y sostenibles

Queremos seguir siendo uno de los principales agentes proactivos de la industria de alimentación y bebidas en la transición energética y apostar por un modelo de producción y distribución cada vez más eficiente que contribuya de manera significativa a la creación de un futuro más sostenible y responsable.

Impulsando el I+D+i

El sector de las aguas minerales busca permanentemente la mejora continua en el proceso sostenible de envasado, apostando por la descarbonización energética y por el uso de energías renovables y verdes. De hecho, algunas de las empresas envasadoras ya emplean el 100% de energías renovables en sus procesos de envasado.

En este sentido, los numerosos progresos en materia de I+D+i en los procesos de envasado han permitido avanzar notablemente en la reducción y optimización de materias primas, como la incorporación de material reciclado en la producción de envases o la puesta en marcha de proyectos que utilizan material no fósil.

energia eco bombilla hoja

Lograr que en 2030 el origen de la energía que se utiliza en el proceso de envasado sea procedente de fuentes renovables en un 70%.

Huella de carbono sostenibilidad

Reducir la Huella de Carbono en 2030 en un 30% respecto a 2015.

iconos web_Ahorro

Reducir el 10% del consumo de agua de proceso en 2030 respecto al consumo en 2010.

Nuestro compromiso con los ODS

En relación con el proceso de envasado y distribución el sector de las aguas minerales contribuye a la consecución de los ODS con estas acciones y objetivos específicos:

Alcanzar una reducción del 10% del consumo de agua de proceso en 2030 respecto al consumo en 2010, además de seguir gestionando los recursos hídricos de forma sostenible para preservar y asegurar el equilibrio natural de los manantiales en calidad y cantidad.

Reducir, en el 2030, el consumo energético un 30% respecto al 2010 y lograr que el origen de la energía que se utiliza en el proceso de envasado proceda, en un 70%, de fuentes renovables.

Implementar un plan de movilidad baja en carbono, logrando que en el 2025 el 100% de las empresas envasadoras tengan implementando un Plan Integral de Transporte a los centros de trabajo y que, en el 2030, al menos el 50% de su flota de vehículos dedicados a la actividad comercial no utilice combustible fósil.

Artículos y noticias